Vuelco en el caso de Nora Dalmasso???

En córdoba circula desde la muerte de Nora Dalmasso un secreto a voces como se suele decir. Desde la noticia del asesinato de Nora, circuló la versión de que su esposo Marcelo Macarrón era el testaferro de José Manuel de la Sota (en ese entonces gobernador de córdoba). Que las valiosas propiedades y campos comprados con dinero producto de coimas y desvío de fondos, fueron puestos a nombre de Marcelo Macarrón, hombre de confianza de Adriana Nazario (actual pareja de José Manual de la Sota), ambos Nazario y Macarrón riocuartenses. La relación de José Manuel de la Sota con su ex-esposa Olga Riutort, se encontrába truncada desde hace ya muchos años, manteniéndose públicamente solo por conveniencia política, ya que Olga Riutort por mérito propio realizó importantes movimientos dentro del peronismo capitalino cordobés. Esta conveniencia surge con motivo que no es extraño para el que quiere enterarse que Olga Riutor es lesbiana, y convive con su pareja. Esta situación nunca pasó desapercibida por la prensa, pero se oculta de la misma manera como ocultaron cuando Ramón Mestre (otro ex-gobernador de córdoba), tuvo un hijo con su secretaria y solo saltó la noticia cuando a su muerte se inició la declaratoria de herederos. Recién allí la prensa se dió por enterada del asunto. No hay peor ciego que el que no quiere ver.   Aca no se trata de juzgar una elección o inclinación sexual de Olga Riutort, pero las cosas hay que decirlas como son, sobre todo cuando sirven de indicio para desenmascarar una red de corrupción. Dada esta situación de pareja con otra mujer de Olga Riutort, José Manuel de la Sota tuvo varias amantes, entre las que se destacó Adriana Nazario, esta fué quien le sugirió a José Manuel de la Sota, armar un testaferro con Marcelo Macarrón. El arreglo político de José Manuel de la Sota con su ex-esposa Olga Riutor, fué que Riutort manejaría el Registro de la Propiedad, y así fué, Olga Riutort tomó posesión del Registro de la Propiedad, designando a sus Directores, personal jerárquico, y empleados, todos fieles a su persona. Como habrá sido el manejo de Olga Riutort del Registro de la Propiedad que incluso trasladó el centro informático del registro de la propiedad a la casa de las tejas (la casa de la gobernación) para tener un control directo sobre los movimientos de la red para realizar todo tipo de delitos y enmascarar de mejor manera la compra de inmuebles de funcionarios politicos por intermedio de testaferros. Así fué como se adulteraron registros, para sacar créditos hipotecarios, o sustituir la titularidad registral de miles de inmuebles de gran valor, para triangular ventas, o proyectos inmobiliarios. Pero la aceitada red de corrupción, no contó con una cosa. Nora Dalmasso le pidió el divorcio a Marcelo Macarrón, exigiéndole el 50% de las propiedades que figuraban a su nombre, incluidas todas aquellas en las que Marcelo Macarrón era testaferro de José Manuel de la Sota. Marcelo Macarrón, intentó hacer entrar en razón a Nora Dalmasso para que no reclamara nada de las propiedades de José Manuel de la Sota, pero ella amenazó con ventilar a los cuatro vientos el modus operandi de la red de corrupción en el registro de la propiedad, y sobre la infinidad de testaferros de políticos. Hoy Nora Dalmasso, está muerta, la causa paralizada, el fiscal se marea en hipótesis pasionales y parece ser que nunca sabremos quien la mató.
2 + 2 es 4, pero para la justicia argentina aparentemente siempre hay cosas que pasar por alto.

Comentarios

Entradas populares